Washington crea una oficina para atender a los migrantes traídos en autobuses

Demandan al gobernador de Florida tras enviar a personas "vulnerables" a Martha's Vineyard con "falsas promesas"

Desde abril de este año, unos 8.000 migrantes han llegado a la ciudad en estos autobuses como parte de una estrategia política de los gobernadores republicanos de Texas y Arizona. (EFE)
Desde abril de este año, unos 8.000 migrantes han llegado a la ciudad en estos autobuses como parte de una estrategia política de los gobernadores republicanos de Texas y Arizona. (EFE)

(EFE).- La capital de Estados Unidos aprobó el martes crear una oficina con la que buscan ayudar a los migrantes que están llegando a la capital en autobuses pagados por los gobernadores de estados sureños.

El Consejo de Washington D.C. dio luz verde a un proyecto de ley que creará una agencia dedicada a dar bienvenida, proveer de ropa, albergue, dar ayudas económicas y atender las necesidades médicas urgentes de los miles de migrantes que han llegado a la ciudad desde Texas y Arizona.

La ciudad destinará diez millones de dólares para poder dar marcha al proyecto y buscará un reembolso por parte del gobierno federal de los fondos que se destinen para esta nueva oficina, aseguró la alcaldía en un comunicado.

"DC no es una ciudad fronteriza pero no nos quedaremos de brazos cruzados y dejaremos pasar las acciones de quienes quieren crear inestabilidad para las personas que buscan una mejor vida"

"DC no es una ciudad fronteriza pero no nos quedaremos de brazos cruzados y dejaremos pasar las acciones de quienes quieren crear inestabilidad para las personas que buscan una mejor vida", dijo la alcaldesa, Muriel Bowser.

Sin embargo, organizaciones en defensa de los derechos humanos han criticado la ley, señalando que prohíbe que los migrantes accedan a todos los servicios que están disponibles para las personas inscritas como residentes en la ciudad.

Por ejemplo, la ley permite que las familias con niños puedan ser alojadas en espacios compartidos, en vez de obligar a los albergues a proveerles de habitaciones privadas.

"La ley erosiona el derecho a un refugio de los migrantes que viven en el distrito justo a las puertas de la temporada de hipotermia, arriesgando la salud y las vidas de miles de personas sin techo", escribieron más de 36 organizaciones en una carta previa a la votación de la ley.

Desde abril de este año, unos 8.000 migrantes han llegado a la ciudad en estos autobuses como parte de una estrategia política de los gobernadores republicanos de Texas y Arizona. En el último mes, la ciudad ha recibido a un promedio de 300 personas por día, según datos de la alcaldía.

En abril pasado, el gobernador de Texas, Greg Abbott anunció su intención de mandar a personas migrantes a Washington DC, en respuesta a la decisión del Gobierno del presidente Joe Biden de rescindir una normativa sanitaria que permitía expulsarlos por la pandemia, que no llegó a ponerse en marcha por el bloqueo de los tribunales.

Más tarde, en mayo, el gobernador de Arizona, el también republicano Doug Ducey, emuló la medida y comenzó a mandar autobuses con migrantes a la capital. A principios de agosto, los autobuses con migrantes comenzaron a llegar a la ciudad de Nueva York y este mes a Chicago.

Iván Espinoza Madrigal expresó en un comunicado que "ningún ser humano debe ser utilizado como peón político en el debate altamente polarizado de la nación sobre la inmigración"

También el el gobernador de Florida, Ron DeSantis, envió medio centenar de migrantes la semana pasada a la exclusiva isla de Martha's Vineyard, motivo por el que la organización de abogados Lawyers for Civil Rights (LCR presentó este martes en Boston una demanda colectiva contra el republicano.

La demanda alega que casi medio centenar de migrantes "vulnerables", incluidos mujeres y niños, fueron transportados "de manera fraudulenta y discriminatoria" a Martha's Vineyard, en Massachusetts, sin refugio ni recursos disponibles, con "falsas promesas de trabajo, educación para los niños y asistencia de inmigración".

El director ejecutivo de LCR, Iván Espinoza Madrigal, expresó en un comunicado que "ningún ser humano debe ser utilizado como peón político en el debate altamente polarizado de la nación sobre la inmigración".

DeSantis envió el miércoles dos aviones chárter con 50 migrantes venezolanos al aeropuerto de Martha’s Vineyard como parte de un programa, con 12 millones de dólares de presupuesto, para relocalizar indocumentados en los llamados "estados santuario".

En paralelo, el gobernador de Texas, el también republicano Greg Abbott, mandó el jueves pasado dos autobuses con un centenar de migrantes a la residencial oficial de la vicepresidenta del país, Kamala Harris, en Washington; y lo volvió a hacer el sábado, al tiempo que envió otros tres vehículos con indocumentados a Nueva York.

El director de ejecutivo de Alianza Americas, otra de las organizaciones que ayuda a los inmigrantes, Óscar Chacón, sostuvo en el mismo comunicado que DeSantis promueve una agenda "impulsada por el odio" contraria a "las mejores tradiciones" del país.

Esas organizaciones representan a tres migrantes venezolanos que han decidido interponer la demanda contra DeSantis y el estado de Florida, así como contra el secretario de Transportes estatal, Jared Perdue

"Es por eso que hemos tomado las medidas para impugnar legalmente lo que vemos no solo como una acción moralmente reprobable, sino que también creemos que es ilegal", agregó Chacón.

Esas organizaciones representan a tres migrantes venezolanos que han decidido interponer la demanda contra DeSantis y el estado de Florida, así como contra el secretario de Transportes estatal, Jared Perdue, y el departamento que dirige.

En su escrito judicial, los demandantes alegan que esas autoridades de Florida ejecutaron un plan "premeditado, fraudulento e ilegal" por el que personas que se hicieron pasar por "buenos samaritanos" captaron a los migrantes en los alrededores de un refugio y locales similares en Texas ofreciéndoles ayuda humanitaria.

Entre otras cosas, según el escrito, les dieron cupones de 10 dólares para gastarse en una conocida cadena de comida rápida y les convencieron para que se subieran a los aviones que los llevaron a Martha's Vineyard asegurando que les ofrecerían allí oportunidades para trabajar, de encontrar vivienda y de que sus hijos tuvieran una educación.

Una vez que aceptaron, los alojaron gratis en un hotel antes de partir hacia esa isla, bajo la creencia de que los aviones irían a Washington DC o a Boston.

A su llegada a Martha's Vineyard fueron abandonados sin comida, bebida y alojamiento y sin que nadie en la isla o en el estado de Massachusetts supiera con antelación que iban a llegar allí, indica el texto.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0