Algunas empresas privadas empiezan a exportar sin intermediación del Estado cubano

El 97,4% de los contratos de comercio exterior firmados hasta ahora por negocios no estatales son para importar

Las limas persas, conocidas popularmente en la Isla como limones. (Cubadebate)
Las limas persas, conocidas popularmente en la Isla como limones, son uno de los productos más exportados, según las autoridades. (Cubadebate)

Las mipymes que realizan servicios tecnológicos y las vinculadas a las energías renovables ya pueden exportar directamente sin depender de una empresa intermediaria del Estado. La noticia se ha conocido escondida en los últimos párrafos de un reportaje publicado este miércoles en el diario Cubadebate dedicado al comercio exterior de las "formas de gestión no estatal", el eufemismo para no pronunciar las palabras "sector privado".

Las autoridades ya habían anunciado el pasado agosto que se iba a autorizar a algunos privados a realizar estas actividades "bajo el control del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera". Ese momento ya ha llegado y Vivian Herrera Cid, directora general de ese área, argumenta que se ha escogido a estos sectores por ser, las tecnológicas, "operaciones más sencillas" y, en el caso de las renovables, por "la situación energética del país".

Las empresas serán, según deja claro la funcionaria, convenientemente controladas y supervisadas "como mismo sucede con las entidades estatales". El proceso no parece convencer demasiado a las compañías que ya están realizando operaciones exteriores con intermediarios, como lo pone de manifiesto Bernardo Romero González, de la mipyme dedicada al software Ingenius SRL, entrevistado para la ocasión.

En el tiempo que lleva exportando ha sufrido la lentitud del sistema y sostiene que una empresa estatal puede permitirse tales dilaciones, pero para una pequeña, cada semana es dinero perdido

El empresario ha solicitado acogerse a esta vía, pero teme que la experiencia sea parecida a la que ha tenido hasta la fecha. "Esa oportunidad puede funcionar siempre que los mecanismos sean más ágiles", dice a Cubadebate. En el tiempo que lleva exportando ha sufrido la lentitud del sistema y sostiene que una empresa estatal puede permitirse tales dilaciones, pero para una pequeña, cada semana es dinero perdido. También las importaciones han sido lentas.

El reportaje incluye datos que sorprenden poco, ya que la dependencia de las importaciones es una constante en el país, pero apabullan. Desde que en 2020 se permitió a los negocios no estatales comerciar con el exterior a través del Estado se han firmado 15.497 contratos de los que 15.101 (el 97,4%) son de importación y apenas 396 son de exportación.

Desde la conversión de estos negocios en pymes y, en menor medida, creación de otras nuevas se han tramitado 1.092 de importación y apenas seis de exportación.

En el reportaje, Herrera Cid reparte responsabilidades para justificar el escaso comercio exterior del sector privado. Cita, por una parte, la pandemia, que ha desplomado los pocos fondos de la Isla y dificultado el flujo de intercambio entre países, después, la guerra de Rusia contra Ucrania, la subida de los costos de los fletes y de los productos en general.

Según la funcionaria, las autoridades han intentado impulsar medidas, como las ventas en consignaciones o mediante el régimen de depósito aduanal (comerciando con mercancías almacenadas en aduanas por las importadoras estatales) o creando pequeñas empresas estatales dedicadas en exclusiva al comercio exterior para abastecer a las privadas.

En este último caso, que en la práctica es añadir otro tipo de intermediario del Estado, está Solintel, a la que pone como ejemplo, y que ha creado un stock para vender tecnología mediante una tienda online, o ITH, que ha creado tiendas mayoristas en varias provincias para que sus clientes compren al por mayor. Por eso, Herrera Cid considera que, pese a los inconvenientes, "no [se] justifica la inacción de algunas empresas",

"Allí te dicen que si le faltó una coma o que donde dice cliente vamos a poner comprador y cosas así. En ese proceso nos hemos pasado hasta tres meses para poder firmar un contrato"

Pero Romero González lo rebate y pone de manifiesto que las trabas burocráticas siguen siendo un lastre para la economía cubana y, en concreto, el comercio exterior. "El problema está en las normas", dice contundente, y hace hincapié en que cuesta más entenderlo cuando se trata de ventas online y no hay fletes.

El empresario, que trabaja con la citada Softel, explica que después de negociar con el cliente y contactar con la estatal, esta debe entregar "un macuto de papeles que le exigen en Comercio Exterior". "Allí te dicen que si le faltó una coma o que donde dice cliente vamos a poner comprador y cosas así. En ese proceso nos hemos pasado hasta tres meses para poder firmar un contrato", reprocha.

El empresario, que tiene contratadas a 30 personas, afirma que a veces tiene que dar el servicio sin firmar nada ni tener el dinero, arriesgando todo. "Lo que sí no puede pasar es que le digamos al cliente, 'espera dos meses a que estén los papeles del contrato', porque lo perderíamos".

Romero admite que ha exportado y obtenido divisas, pero que las cosas no pueden seguir funcionando así, y menos cuando los contratos no son a largo plazo.

Herrera Cid asegura que el Ministerio toma nota de las quejas y que se están revisando y modificando más de 70 normas que inciden en el comercio exterior. "No se trata de suprimir permisos, sino flexibilizar los pasos que se deben dar por las autoridades, lo cual no quiere decir que haya que derogar todas las normativas", explica.

Herrera Cid asegura que el Ministerio toma nota de las quejas y que se están revisando y modificando más de 70 normas que inciden en el comercio exterior

La funcionaria añade que los empresarios deben entender que no son personas naturales comprando en Alibaba y que las compraventas internacionales siguen unos mecanismos que involucran controles de fronteras, sanitarios y de todo tipo y exigen procedimientos engorrosos. No obstante, insiste en que habrá cambios "para que, cuando se autorice la exportación directa por las mipymes, estas puedan trabajar en las mismas condiciones de la empresa estatal socialista".

Entre los bienes más exportados están el carbón vegetal, algunos productos agrícolas (lima, aguacate, ají picante, cúrcuma, plátano o piña), soporte informático, plataformas web, muebles u ornamentos. Mientras, entre los importados, hay alimentación, calzado, materiales de construcción, pinturas, repuestos para autos, textiles, electrodomésticos y un sinfín de productos.

Herrera también hizo referencia al sistema de ventanilla única que venía a simplificar los trámites y en la que se ha constatado que una operación demora entre 50 y 60 días de promedio. "Esta actividad, en la que se involucran varios organismos e instituciones, requiere de muchos permisos, pero que son necesarios porque están encaminados a proteger las personas, las plantas, los animales, el espectro radioeléctrico y la seguridad nacional", puntualizó.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6