Los exiliados cubanos no podrán votar en el referendo del nuevo Código de las Familias

Las organizaciones DemoAmlat y Transparencia Electoral han organizado una plataforma de votación alternativa, electrónica y no vinculante, para la diáspora

Existe una estructura para votar fuera de Cuba, donde ejercerán su derecho solamente los miembros de “misiones diplomáticas y estatales”. (Cubadebate)
Existe una estructura para votar fuera de Cuba, donde ejercerán su derecho solamente los miembros de misiones diplomáticas y estatales. (Cubadebate)

Los cubanos emigrados no podrán participar en el referendo del nuevo Código de las Familias, a pesar de que el Gobierno ha disimulado esta exclusión afirmando que cuenta con 1.000 colegios electorales y 124 circunscripciones en el exterior.

En el programa oficialista Mesa Redonda emitido este jueves, la presidenta del Consejo Electoral Nacional, Alina Balseiro Gutiérrez, explicó que existe una estructura para votar fuera de Cuba, donde ejercerán su derecho los miembros de "misiones diplomáticas y estatales", pero evitó mencionar si los exiliados cubanos podrían acudir a los consulados de la Isla.

También fue ambiguo el presidente de la Comisión Electoral especial del Ministerio de Relaciones Exteriores, Gustavo Machín, quien detalló a la agencia Prensa Latina los preparativos de las "embajadas y misiones en el extranjero". Según Machín, no solo los diplomáticos podrán participar, sino todos los que cumplen encargos "oficiales", como médicos, maestros y otros.

Al igual que Balseiro, Machín pasó de largo sobre la posibilidad de que los exiliados acudieran a las urnas, aunque sí tuvo tiempo de señalar que solo en Venezuela hay 640 colegios electorales, lo cual, atendiendo a las cifras ofrecidas por Balseiro, representa más de la mitad de los 1.000 disponibles en el resto del mundo.

El referendo repite la estrategia electoral de 2019, cuando también se impidió a los emigrados decidir si aceptaban o no la nueva Constitución de la República

Los consulados y embajadas de la Isla han difundido la propaganda oficial sobre el nuevo Código de las Familias, pero no ofrecen información práctica sobre si los cubanos residentes en el exterior pueden votar o no.

Caracterizado una y otra vez por el Gobierno como "un proceso amplio, democrático y aportador", el referendo repite la estrategia electoral de 2019, cuando también se impidió a los emigrados decidir si aceptaban o no la nueva Constitución de la República.

Aquel año, las páginas de varias legaciones diplomáticas cubanas circularon el mismo mensaje: solamente los miembros de las misiones podrían votar en las embajadas; los cubanos que, residiendo en el exterior, quisieran aportar su voto, deberían presentarse "directamente" a su circunscripción en la Isla.

La imposibilidad de ejercer un derecho inalienable sobre la legislación cubana ha conducido a la creación de varias iniciativas electorales fuera del país que, si bien no tienen carácter vinculante, constituirán, según sus impulsores, un primer paso en el reclamo electoral.

Con esta intención, las organizaciones DemoAmlat y Transparencia Electoral han organizado una plataforma de votación electrónica. El objetivo, según la página oficial de DemoAmlat, es que se convierta en "un ejercicio de participación ciudadana" que permita sondear la opinión del exilio.

El registro de electores en el exilio ha motivado una polémica entre quienes alegan la utilidad del inventario y quienes creen que podría convertirse en un instrumento para el espionaje

La votación está programada para el 25 de septiembre, entre las 7:00 y las 18:00 horas, de modo simultáneo al referendo cubano. Asimismo, con el registro de los votantes se proponen constituir "un padrón de los cubanos residentes en el exterior".

Este registro final de electores en el exilio ha motivado una polémica entre quienes alegan la utilidad del inventario y quienes creen que podría convertirse en un instrumento para el espionaje, por parte de la Seguridad del Estado.

El activista cubano Félix Llerena fue uno de los que defendió en Twitter la iniciativa de DemoAmlat, que caracterizó como "un primer paso en organizarnos como diáspora". Sin embargo, otros usuarios han descrito el registro como "algo muy peligroso", por tratarse de una recopilación de nombres cuyo voto no considerará válido el Gobierno, pero que le será útil para el fichaje de opositores en el exilio.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 65