El ex congresista Joe García recurre a la figura de Mas Canosa para justificar su viaje a Cuba

El político considera que el exilio puede ayudar con iniciativas privadas a mejorar la vida de los cubanos sin pasar por el Estado

García, el segundo de izquierda a derecha, durante una reunión con empresarios cubanos del sector privado. (Twitter/Joe García)
García, el segundo de izquierda a derecha, durante una reunión con empresarios cubanos del sector privado. (Twitter/Joe García)

El ex congresista demócrata por Florida Joe García ha señalado en una entrevista con OnCuba que el Gobierno de Joe Biden dará más pasos en su política de acercamiento hacia la Isla, el primero de los cuales, las remesas, ya está en marcha. Así lo señala en la conversación mantenida con el medio en la que explica su polémico viaje a La Habana, en el que se reunió con Miguel Díaz-Canel y que, defiende, no se contradice con el espíritu de Jorge Mas Canosa, fallecido líder histórico del exilio en Miami y mentor de García.

"No me parece que hiciera nada que pensara que no tuviera coherencia con la historia de Jorge Mas Canosa. Acuérdate de que una vez debatió con Ricardo Alarcón", alega el político, cuyo interés se centra en fomentar la cooperación entre Florida y la Isla a través de las pymes. Tajante, asegura que "el problema de Cuba no se puede resolver sin Miami"

"Las reglas [del embargo] que se aplican al Gobierno y a las empresas cubanas no se aplican a las pequeñas y medianas empresas [privadas] en Cuba", expone García. Según sus palabras, a pesar de no ser propiamente un hombre de negocios, lleva tiempo trabajando para establecer relaciones permitidas por las leyes del embargo y a pesar de las trabas de La Habana.

García tuvo la oportunidad de constatar que la situación de necesidad de la población es extrema y considera que la comunidad cubana en el exterior puede ayudar

El ex congresista, nacido en Miami en 1963 y cercano al ex presidente Barack Obama, relata su viaje la pasada semana a la Isla. En él, tuvo la oportunidad de constatar que la situación de necesidad de la población es extrema y considera que la comunidad cubana en el exterior puede ayudar a desarrollar iniciativas que mejoren la vida de los cubanos sin pasar por el Estado, lo que es posible, indica, a través de los negocios privados.

"Pueden comprar sin restricciones. Son emprendedores y la ley y los reglamentos que escribió Obama permiten poder hacer negocios con las pymes", resalta. Preguntado por los tímidos avances del actual presidente, García afirma que habrá más: "[Joe Biden] ha hecho un poco y hará más. Mira, abrió la embajada de nuevo, abrió los vuelos de nuevo, no solo a La Habana sino al interior, y ahora están trabajando para mejorar las remesas".

Joe García participó en una reunión que ha generado mucho malestar en el sector considerado más duro del exilio, que ya no solo integran los exiliados políticos de los 60, como anteriormente. El demócrata reflexiona sobre la oleada más reciente de emigrados, muchos de ellos por motivos económicos y que se muestran, llegados a EE UU, más radicalizados que antes.

"Esa es una pregunta que se debería hacer el Gobierno de Cuba, porque esos son hijos de la Revolución. Aquí no le puedes echar la culpa ni a Batista, ni a la CIA, ni al Gobierno estadounidense, ni a los rusos. ¿De quién es la culpa de esta realidad, de que personas en su mayoría entre 35 años y menos lleguen con unas percepciones sobre su propio país que no las pude inculcar yo, ni nadie? La cuestión es la siguiente: si Cuba no le puede hablar a sus hijos ¿a quién es que le habla? ¿A los que va a enterrar?", aduce.

El político se defiende de ese sector que ha criticado su viaje con más ahínco y afirma que estuvo con un grupo entero de personas congregadas para "estudiar la temática de las pymes"

El político se defiende de ese sector que ha criticado su viaje con más ahínco y afirma que estuvo con un grupo entero de personas congregadas para "estudiar la temática de las pymes y las formas de inversión en Cuba" a las que reunieron en un salón donde Miguel Díaz-Canel dio un discurso tras el cual tuvo oportunidad de conversar con él.

"Hay cosas que me voy a reservar. Pero dije que había que seguir el tema de las pymes, que era una oportunidad, y que había que implementar las decisiones que se tomaron. También abogué por las personas que se encuentran presas en las cárceles en Cuba tras los sucesos de julio del año pasado y de otros eventos", cuenta. Reconoce, sin embargo, que no hubo ninguna reacción. "Veremos si me escuchó. Pero me oyó".

El ex congresista insiste en que ni su viaje ni sus conversaciones con funcionarios cubanos ni su intención de hacer negocios en la Isla chocan con las ideas de su admirado Mas Canosa al que, sostiene, tuvo presente en su reunión.

"Yo lo que sé es que he enterrado a muchos amigos, hombres que lucharon con las armas en Cuba, y que me impactaron sus memorias, su cariño, su profundo amor por la nación cubana. He enterrado a muchísimos. Algunos de ellos, en posiciones importantes, todo lo que quieren es un reencuentro digno con su país. Y me parece que es algo que el país les debe a ellos también. Ningún hombre de 80 años de edad, que debe ser la edad del brigadista [de Playa Girón] más joven, es una amenaza y algo que debe temer el Gobierno de Cuba".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 44